29.10.2023

Raquel Sánchez, candidata para ser la primera patrona mayor de la historia en la Cofradía de Pescadores de Águilas

BARCO 9.jpg
Raquel Sánchez es una de las dos mujeres que pescan profesionalmente en Águilas. Ella compagina su faena en la mar con su establecimiento de estética. Ahora da un paso más y una vez que se abra el proceso de elecciones en la Cofradía de Pescadores de Águilas, presentará su candidatura para intentar convertirse en la primera patrona mayor de Águilas.

En una magnifica entrevista realizada por Jaime Zaragoza para el Diario La Opinión, Raquel explica que “lo más duro de la mar no es físico, es el mal tiempo y la incertidumbre de no tener un sueldo fijo”. 
En la noticia, que aparece en portada de este domingo, se exponen los motivos del doble empleo de Raquel y como ha llegado a faenar en su propio barco “Isidoro y Juana”. 

Noticia completa de Jaime Zaragoza en Diario La Opinión

Raquel Sánchez, hija de Antonio ‘El Pipa’, es una de las dos mujeres que pescan de forma profesional en Águilas. Sale a faenar de madrugada, compagina la pesca con la estética, tiene 43 años, está casada y es madre de dos hijos. Sánchez ahora da un paso adelante y presenta su candidatura para convertirse en la primera patrona mayor de la Cofradía de Pescadores del municipio.

«Tengo inquietudes, tengo curiosidad y quiero que esto mejore», indica Raquel Sánchez a La Opinión. Si es elegida, sería la primera mujer en dirigir una cofradía de pescadores en la Región, y una de las pocas en España.

BARCO 2.jpgCon 20 años, Raquel se convirtió en armadora (junto a su padre y a su hermano) del barco de artes menores ‘Isidoro y Juana’. Dos años antes, a sus 18 años, había abierto un centro de estética, el cual se vio obligada a cerrar cuando estalló la pandemia de coronavirus. Sin embargo, «mi barco siguió faenando». La pesca sí era un sector esencial. «Vi una oportunidad de trabajo al jubilarse mi padre, pues en el barco tenían que ir como mínimo dos tripulantes», explica la mujer, que recuerda que ahí «fue cuando se me ocurrió dedicarme profesionalmente a la pesca». Por supuesto, realizó los cursos que necesitaba para embarcarse. Luego pudo reabrir el centro de estética y desde entonces «compagino los dos trabajos».

«Comienzo la jornada muy temprano pescando y a media mañana continuo en el centro», comenta Sánchez, quien sale a la mar muy temprano y «llegamos al puerto sobre las diez, de ahí me marcho al centro de estética, en donde continúo la jornada hasta las ocho y media o nueve de la noche, descansando al medio día».

A la pregunta de cómo logra conciliar su vida familiar, apunta que «con mucho esfuerzo, buscando los huecos en el día y por la noche». Además, «los lunes cierro el centro y lo aprovecho para preparar comida para varios días», manifiesta.

La profesional admite que, cuando decidió ser pescadora, «mi padre y mi familia me decían que la mar era muy dura: ellos creían que no iba a aguantar».

Ahora sabe que «la dureza de la mar es no es física: es el mal tiempo, los temporales, el calor, el frío, pero también la incertidumbre de no tener un sueldo fijo, porque el sueldo es según las capturas». Sobre la pesca, Raquel Sánchez sostiene: «cualquier mujer podría hacerlo, no es ningún mérito», aunque reconoce que «no es normal ver a mujeres pescando».

Y es que, tradicionalmente, «las mujeres han tenido otro papel en la pesca: hay armadoras, y realizan otras funciones, como de administración, pero porque siempre se ha visto la pesca como un trabajo de hombres».

BARCO 5.jpgA la pregunta de por qué da un paso adelante para encabezar la Cofradía de Pescadores, Sánchez responde que «ha sido por el ánimo que me han dado mis compañeros». Añade al respecto que «llevo 22 años en este mundo, viendo los problemas que tenemos, y, cuando te subes a la cubierta de un barco, te das cuenta de los problemas reales». Por ejemplo, «la administraciones nos asfixian cada día un poco más, nos va quitando pesquera o días de pesca a los barcos de arrastre», hasta el punto que «hay veces que no merece la pena salir a faenar».

Sentencia que los pescadores «somos los primeros en cuidar el mar», ya que «es nuestro medio de vida». «Las administraciones tienen que hacer un trabajo para que nosotros podamos vivir», destaca al respecto».

Sánchez apunta que en el sector de la pesca «no tenemos relevo generacional», lo cual da lugar a que «necesitemos estabilidad con alternativas». «Eso me lleva a tomar esta iniciativa», añade. La profesional rememora que hubo una época en la que la que «nadie apostaba por mí en la pesca», pese a lo cual ella demostró que podía, «y ahora puedo igual».

La convocatoria de elecciones para encabezar la Cofradía de Pescadores de Águilas aún no se ha realizado: se prevé que salga en unas semanas.

Enlace noticia Diario La Opinión
BARCO 7.jpg

todoaguilas - 10:45 @ NOTICIAS

 


Asignación
Instagram